nuclemiento

“Somos realistas y conscientes en que no todos los sectores pueden afrontar un bono de $5.000”

Desde el Nucleamiento Empresarial del Noroeste, en cuanto a la mesa tripartita entre gobierno, gremios y empresarios, se sostiene que los primeros interesados en instrumentar herramientas que fomenten el consumo somos nosotros y que las propuestas del gobierno nacional son buenas pero incumplibles. Somos realistas y conscientes en que no todos los sectores pueden afrontar un bono de $5.000. Para los pequeños y medianos comercios e industrias es inalcanzable.
Advertimos sobre la imposibilidad que enfrentan los pequeños y medianos comercios de nuestra región para cumplir con el pago en dos cuotas del bono de 5 mil pesos a sus empleados, como estipula el acuerdo alcanzado por la CGT, el Gobierno y el sector empresario para que todos los trabajadores del sector privado lo perciban en los meses de noviembre y enero.
Siempre estaremos de acuerdo (y es lo que le solicitamos reiteradamente al estado) en fortalecer el mercado interno para dar sustentabilidad a la actividad que desarrollamos pero esta suerte de transferencia de responsabilidades que hace el Estado hacia el sector privado debe ser analizada en el contexto actual. No escapa a nadie que en los relevamientos mensuales de las diferentes entidades gremiales madres que nos nuclean, resaltamos la fuerte caída en ventas que se viene registrando en el año en curso y ello, sumado a los notorios incrementos de los costos fijos entre los cuales están las tarifas, hacen casi inviable desarrollar la actividad.
Nadie se opondría a esta medida en un contexto microeconómico pujante, porque también cualquier de nuestros hijos o vecinos también son asalariados, pero la propuesta de fondo hoy por hoy en la mayoría de los casos de nuestros asociados es casi imposible, es por ello que solicitamos que para pagar un bono anual al asalariado, debe estar en consonancia con el apoyo gubernamental permitiendo la deducción de dicho reconocimiento de impuestos como IVA, cargas sociales, impuesto a las ganancias o Ingresos Brutos, entre otros para que el esfuerzo económico no recaiga siempre en la pequeñas y medianas empresas que tanto esfuerzo realizan para generar mano de obra genuina, sino que los gobiernos aporten a la dinamización del mercado interno inyectando dinero que produce un efecto multiplicador y dinamizador en las economías del interior.
Es por ello que el Nucleamiento, a través de FEBA y CAME plantea seguir dialogando con los gremios para seguir analizando sobre aquellas Pymes que puedan pagarlo, si se aumentan los planes de pago en mas cuotas segmentando el tipo de empresa y, además, que sea no remunerativo y se tome como adelanto de futuras paritarias.