CRECIÓ LA ACTIVIDAD INDUSTRIAL EN LA PROVINCIA DE BS. AS.

• Luego de cerrar el año 2017 con un crecimiento del 1,8%, la industria nacional arrojó en el primer mes del año un crecimiento del 2,6%. Por su parte, la Utilización de la Capacidad Instalada en enero se ubicó en 62%.
• Por su parte, el Indicador Industrial de FEBA registró un crecimiento interanual de la industria Bonaerense del 1% en el mes de enero 2018, tras haber promediado a lo largo del 2017 un crecimiento de 3%.
• Las ramas de actividad con predominio de PyMES, que cerraron el 2017 con caídas, persistieron con contracciones en el primer mes del año, lo que arroja marcados límites al crecimiento de la actividad. Los ajustes macroeconómicos sumados a los persistentes aumentos de precios avizoran un panorama poco propicio para la recuperación de la demanda interna. Al mismo tiempo, los incrementos de servicios y combustibles continúan presionando sobre los costos de la industria que muestra una tendencia decreciente de los márgenes.

Desempeño de la industria a nivel nacional
Luego de haber cerrado el año 2017 con un crecimiento del 1,8%, la industria nacional alcanzó en el primer mes del año un crecimiento de 2,6%.
La Utilización de la Capacidad Instalada registró en el mes de enero de 2018 un nivel de 62%, un desempeño similar al promedio del año 2017. En términos
históricos el nivel de ociosidad en la industria continúa siendo elevado.

Dinámicas sectoriales dispares
El desempeño desagregado por sectores matiza el crecimiento global de la industria. De las doce ramas industriales, seis arrojaron retrocesos en el primer mes del año. Se destaca la sostenida caída que muestra la industria textil, fuertemente afectada por las importaciones.
En cuanto a la utilización de la capacidad instalada continúa siendo preocupante el elevado nivel de ociosidad que muestra la industria automotriz, con casi tres cuartos de capacidad inutilizada.

La actividad industrial bonaerense
El desempeño industrial bonaerense relevado a través del El Indicador Industrial de FEBA (IIFE) arrojó en el mes de enero de 2018 un crecimiento del 1%, tras haber cerrado el año 2017 con un crecimiento del 3%, en línea con la Recuperación global mostrada por la actividad a nivel nacional. En tanto el Indicador Sintético de la Industria Manufacturera elaborado por la
Dirección Provincial de Estadísticas muestra su última publicación para el mes de octubre.

PERSPECTIVAS

El año 2018 inició mostrando un crecimiento en la actividad industrial, sin embargo las ramas industriales con predominio de PyMEs acumularon una variación negativa.
• La industria de la provincia de Buenos Aires muestra una dinámica similar a la nacional, con variaciones promedio positivas, pero con retrocesos en los sectores industriales con predominio de PyMEs.
• En este contexto, más de la mitad de los industriales esperan que sus ventas no
mejoren en el primer trimestre del año, mientras que cerca del 60% no prevé
incrementar el empleo. Por su parte el 27% de las empresas del sector esperan que sus ventas se contraigan respecto al 2017 y el 21% prevé reducir su dotación de personal.

La rama productora de alimentos y bebidas persiste en su desempeño
negativo, mostró en enero de 2018 una caída del 0,7%. En tanto la utilización de la capacidad instalada de la rama se ubicó en 63% durante el primer mes del año, persistiendo la elevada ociosidad de la capacidad en la rama.

La rama industrial de productos del tabaco mostró en el mes de enero de 2018 un significativo retroceso del 7,3%. En tanto la utilización de la capacidad instalada de la rama se ubicó en el mes de enero en 78%, mejorando los niveles de utilización con los que cerró el 2017.

La producción textil mostró en el mes de enero un nuevo retroceso del 1,3%. Por su parte, la utilización de la capacidad instalada en la producción textil se ubicó en el mes enero en 57%, valores que continúan siendo bajos.

La producción de papel y cartón mostró en el mes de enero de 2018 un incremento interanual del 4,2%. La utilización de la capacidad instalada en la rama papel y cartón se ubicó en diciembre en 74%. La industria de la edición e impresión arrojó en el mes de enero un crecimiento 2,9%. La Utilización de la Capacidad Instalada de la rama se ubicó en el mes de enero de 2018 en 60%, mostrando aun valores altos de ociosidad.

La refinación de petróleo mostró una caída del 3,9% en el mes de enero.
La utilización de la capacidad instalada de la rama se ubicó en el mes
enero en 82%. Las combinaciones de caída en la producción y elevada
utilización de la capacidad dan cuenta de un retroceso en los procesos de
inversión en el sector.

La producción de caucho y plástico tuvo en el mes de enero
de 2018 una caída del 1,4%. Por su parte, la utilización de la capacidad instalada de la rama se ubicó en enero de 2018 en 58%, persistiendo un alto nivel de ociosidad en el sector.

La producción de minerales no metálicos mostró en el mes de enero un importante crecimiento de 14,8%. La utilización de la capacidad instalada de dicha rama de la industria se ubicó en el mes diciembre en 68%.

La rama de industria metálicas básicas creció un 14,6% en el mes de enero de 2018. En tanto, la utilización de la capacidad instalada de la rama se registró un nivel del 67% en el primer mes del año.

La producción de automotores tuvo en el mes de enero una caída del 6,4%.
En contraste, la utilización de la capacidad instalada de la industria automotriz
continúa siendo significativamente baja en términos históricos, alcanzado en
en enero un 26%.

La industria metalmecánica arrojó en el mes de enero de 2018 un incremento del 4,9%. La utilización de la capacidad instalada de la rama se ubicó en 49% en el mes de enero de 2018, siendo dicho guarismo significativamente bajo en términos históricos.