INFORME DE LA CAME SOBRE PRODUCCIÓN PYME

La producción de las PyMES industriales cayó 6,6% en noviembre
 

En noviembre 8 de cada 10 industrias tuvieron caídas anuales o variaciones nulas en sus niveles de producción. Las bajas fueron más profundas que en octubre, y se comienza a hacer más evidente el aumento en ‘gotas’ del desempleo industrial, aunque el proceso aún es suave. Para 2015, las empresas esperan un año difícil, sin cambios hasta las elecciones, y su desafío será sostener el mercado.

La producción de las Pequeñas y Medianas Industrias cayó 6,6% en noviembre frente a igual mes de 2013 y acumula una baja anual de 5,3% en 11 meses del año. Con ese resultado, se cumplen 16 meses con la industria PyME en baja, afectando la solvencia de muchas empresas.

Así surge de la Encuesta Cualitativa Industrial mensual de CAME realizada entre 200 industrias medianas y pequeñas del país. En noviembre, el 82,5% de las firmas relevadas retrajeron su producción o bien, tuvieron variaciones nulas. Así, tras un octubre más aliviado donde algunas empresas se ilusionaron con estar cerca del fin de la recesión, la actividad volvió a desmejorar, y con ella, se resintió la rentabilidad que también había ilusionado con una leve mejoría en octubre.

Como dato positivo: según el relevamiento, la proporción de firmas que despiden personal aún es relativamente baja. De las industrias del panel, sólo el 6,5% informó haber reducido personal, y en cambio, el 71,5% lo sostuvo. Como dato negativo: prácticamente no hay nuevas incorporaciones de empleo, algo que viene sucediendo desde hace algunos meses, con lo cual, las pequeñas tasas de despidos mensuales se acumulan y marcan un escenario de incremento en goteo en la tasa de desocupación industrial.

Para 2015, el 87,6% de las empresas creen que la situación no cambiará, pero aún así, hay un 12% de industrias con planes de inversión, principalmente para incorporar maquinarias. Si bien la proporción es baja, marca la posibilidad de activar esa variable, aunque en niveles insuficientes: el 40% de las industrias relevadas declaran necesitar de nuevas inversiones.

Los sectores que más bajaron en la comparación anual fueron: ‘Material de Transporte’ (-16,3%) ‘Productos electro-mecánicos e informática’ (-14,5%), ‘Productos de caucho y plástico’ (-13,9%), ‘Productos de metal, maquinaria y equipo’ (-9,5%), y ‘Productos de Madera y muebles’ (-8,9%). En cambio, hubo un rubro en alza, ‘Minerales no metálicos’ (+2,2%).

Producción de las PyMES Industriales

Los principales resultados de la encuesta de noviembre fueron los siguientes:

l Aumentó la cantidad de PyMES del panel con caídas anuales en sus niveles de producción, de 53,5% en octubre a 62,5% en noviembre. De las 200 empresas relevadas, 125 declararon variaciones anuales negativas en sus niveles de producción.

l Como dato positivo, hubo más empresas en alza: 17,5% frente a 10,5% en octubre, aunque se trata igualmente de poca cantidad de empresas, lo que marca la extensión de la recesión que están atravesando algunos sectores y algunas empresas puntualmente.

l ¿Quiénes son las industrias que crecen en el contexto actual? Las que encontraron algún nicho específico, las que se encuentran con más resto financiero y pueden no trasladar las subas de costos a precios ganando posición de mercado, y básicamente, las que en los últimos años han realizado inversiones en maquinaria y tecnología y la recesión las encuentra en mejores condiciones de productividad.

l Para los próximos meses las expectativas se deterioraron marcadamente: para el primer trimestre de 2015, el 87,6% de las industrias cree que la producción se mantendrá en los niveles actuales, que de por sí son débiles, y sólo un 7% espera mejoras (35% esperaba mejoras en el relevamiento de octubre). Como dato positivo: sólo un 5,4% espera que el contexto negativo se acentúe durante los primeros tres meses del año próximo.

Fuente: Encuesta Cualitativa del Departamento de Estudios Industriales de CAME

 

l Después de haber mostrado una leve mejoría en octubre, la rentabilidad en noviembre mostró un nuevo deterioro. Según el panel de empresas relevado, después de registrarse cierto reacomodamiento en la rentabilidad de la industria PyME durante septiembre y octubre, en noviembre se redujo el porcentaje de industrias con rentabilidad positiva (de 50% en octubre a 43,8% en noviembre), se incrementó levemente la proporción de empresas en rojo (de 14,3% a 15%) y creció a 41,3% la proporción de firmas con rentabilidad nula.

l La rentabilidad fue un problema constante a lo largo de 2014, que se vio afectada por las subas de costos de todo tipo que se aplicaron. Un costo que está teniendo un fuerte impacto negativo en la rentabilidad, es la mayor presión fiscal que de diferentes maneras vienen aplicando todos los niveles de gobierno (municipal, provincial y nacional) sobre la pequeña empresa.

Porcentaje de PYMIS según su posición de Rentabilidad

Fuente: Encuesta Cualitativa del Departamento de Estudios Industriales de CAME

 

l La desmejora en la rentabilidad en parte se debe a que en un contexto donde los costos siguen subiendo y la demanda cae, no todas las empresas pueden trasladar a precios esas subas. Efectivamente, el 73,5% de las industrias consultadas declara que sólo pudo trasladar a precios finales una parte del incremento de los costos de producción, en tanto 7,5% no trasladó nada, y solo 6% trasladó todo.

l Un aspecto positivo de ese menor traslado, es que debería contribuir a desacelerar el incremento de los precios minoristas. El aspecto negativo, es que las empresas absorben los mayores costos con rentabilidad, deteriorando la inversión y generando disparidades entre las empresas que tienen márgenes más holgados y las que tienen menos holgura financiera.

l En noviembre, la mayoría de las empresas se vieron afectadas por los mayores costos: solo 4% de las empresas reveló que no tuvo incrementos de costos (8 empresas no se vieron afectadas por las subas de costos de las 200 empresas relevadas). El resto, sí.

 

Si sus costos de producción subieron en noviembre, ¿cuánto trasladó a precios finales?

l En cuanto al comportamiento del empleo, si bien la proporción de empresas que realizó despidos en el mes se mantiene baja (6,5% en noviembre), el dato no es del todo positivo. Primero, porque el porcentaje de empresas que incorporan personal es prácticamente nulo. Segundo porque se viene acumulando, mes tras mes, un porcentajes de entre 6% y 12% de empresas que declaran despidos. Si bien esos guarismos se ubicarían en niveles relativamente normales en el país, al detenerse las incorporaciones, esos trabajadores no son reabsorbidos por el mercado de trabajo, generándose un aumento del desempleo industrial. Para tener una base de comparación, en periodos normales el porcentaje de empresas que despiden e incorporan personal, suelen ser similares.

l Un dato a tener en cuenta: un 21% de las empresas del panel no contestaron a la pregunta sobre el empleo, un porcentaje récord de respuestas no brindadas en ese ítem que suma incertidumbre sobre la evolución efectiva de esa variable.

l Los movimientos en el mercado de trabajo no son todavía para preocupar, pero como se viene advirtiendo, presentan un panorama que como mínimo requiere tomarse con precaución y seguir monitoreando.

Fuente: Encuesta Cualitativa del Departamento de Estudios Industriales de CAME

 

l En materia de inversión, una variable determinante del ciclo productivo, en noviembre ninguna de las empresas relevadas del panel mantenían planes de inversiones activos.

l Sin embargo, dos datos que surgen del relevamiento son: por un lado, que el 39,1% de las industrias relevadas declaran que necesitarían realizar nuevas inversiones, principalmente en maquinaria y equipo. Por otro, que para 2015 hay un 12% de industrias que declaran tener planeadas nuevas inversiones, y otro 2,5% lo estaría evaluando.

l Si bien la proporción de industrias con intensión inversora es aún baja y no resuelve la escasez de inversión productiva que muestra la economía argentina, es una señal positiva frente al nivel de intención prácticamente nulo que se ha venido registrando durante el segundo semestre del actual año.

Fuente: Encuesta Cualitativa del Departamento de Estudios Industriales de CAME

 

Buenos Aires, 21 de diciembre de 2014