Reclamo por la situación del Comercio y la Industria en zona afectada por las inundaciones

La Cámara de Comercio e Industria de Trenque Lauquen estuvo presente en la reunión con el Presidente del Banco de la Nación Argentina

Como consecuencia de lo resuelto en la reunión de Cámaras realizada en Pehuajó el mes pasado en el sentido de gestionar ante los poderes públicos se contemple también la situación de comercios, industrias y servicios de esta zona ante las inundaciones que afectan la actividad agropecuaria declarada en emergencia y/o desastre, a pedido del Nucleamiento Empresarial del Noroeste Bonaerense, y gestionada a través de CAME, se concretó este miércoles 24 una audiencia con el Presidente del Banco de la Nación Argentina Juan Carlos Fábrega.

Participaron de la misma por la Cámara de Comercio e Industria de Trenque Lauquen su gerente Ruben Basigalup y el tesorero Antonio Márquez, estando también representadas las Cámaras de Pehuajó, 9 de Julio, Junín, Henderson y Azul, y por CAME el Secretario General José A. Bericiartúa y el directivo Vicente Lourenzo.

En la  oportunidad se expuso ante el Presidente del Banco la preocupación del sector comercial, industrial y de los servicios, por las consecuencias que las inundaciones de campos y algunos cascos urbanos de la región traerán sobre la actividad económica de los pueblos y ciudades, dado que, seremos afectados por la pérdida de productividad del sector agropecuario.

Se lanzó la idea de actuar preventivamente, es decir elaborar las medidas que eviten la caída en incumplimientos por parte de los comerciantes e industriales, esbozándose varias ideas.

El Presidente Fábrega propuso realizar reuniones en las sedes de las tres Gerencias Zonales comprendidas: Junín, Azul y Trenque Lauquen, oportunidad en la que se analizarían alternativas para paliar la situación presentada, lo que se concretaría después de la próxima semana.

El titular de la mayor institución crediticia oficial del país manifestó también que es preocupación del Banco de la Nación Argentina que sus clientes no caigan en incumplimientos que puedan originar pérdida de calificación crediticia y en consecuencia mayores dificultades a la hora de buscar soluciones ante la situación, por lo que recomendó a las entidades gremiales empresarias tomen contacto con sus asociados a fin de que éstos prevean futuras dificultades y planifiquen junto al Banco posibles alternativas para superarlas.

El resultado el encuentro conformó a las Entidades, quedando ahora a la espera de la concreción de los encuentros y recomendando entonces a quienes puedan sentirse afectados en el presente o futuro por la situación se acerquen al Banco antes que la operatividad puede convertirse en problemática.